Las cinco leyes de oro

Lo siguiente es el extracto de las cinco leyes del oro, que se encuentran en el libro: “El Hombre más Rico de Babilonia” de George S. Clason, son unas de las reglas más sabias en cuanto al manejo del dinero y de cómo cuidarlo, lo cierto es que el libro es muy bueno para cualquier persona que desee lograr mejorar su situación financiera.

 I. El oro acude fácilmente, en cantidades siempre más importantes, al hombre que reserva no menos de una décima parte de sus ganancias para crear un bien en previsión de su futuro y del de su familia.

 II. El oro trabaja con diligencia y de forma rentable para el poseedor sabio que le encuentra un uso provechoso, multiplicándose incluso como los rebaños en los campos.

 III. El oro permanece bajo la protección del poseedor prudente que lo invierte según los consejos de hombres sabios.

IV. El oro escapa al hombre que invierte sin fin alguno en empresas que no le son familiares o que no son aprobadas por aquellos que conocen la forma de utilizar el oro.

V. El oro huye del hombre que lo fuerza en ganancias imposibles, que sigue el seductor consejo de defraudadores y estafadores o que seña de su propia inexperiencia y de sus románticas intenciones de inversión.

Increíblemente estas reglas no han cambiado mucho, dudo mucho que ellas sean creación pura de George S. Clason ya que el se inspiro y estudió mucho los secretos de la riqueza de los antiguos y la historia de Babilonia.

Los lectores llegaron al artículo buscando

Deja tu comentario!