Como protegerte con elegancia de abusos verbales comunes

Los siguientes 4 pasos son un extracto del libro de Talane MiedanerCoaching para el Éxito“, en este extracto da una forma valiosa de protegerse de los comentarios y críticas hirientes utilizando un poco de asertividad, hay dos claves para que estos pasos resulten así que atentos:

La clave Nº 1: El éxito de los pasos siguientes depende de que te asegures de hablar con un tono de voz neutro, no levantes la voz pero tampoco hables muy bajo. Es conveniente que practiques antes hasta asegurarte que no hablaras ni muy fuerte ni muy despacio,  y si estas lidiando con tu jefe nunca lo hagas en público o en una reunión.

La clave Nº 2: Es seguir los pasos y no saltártelos, el exigir o marcharse cuando alguien te está haciendo comentarios desagradables o te está gritando son estrategias de cierta forma efectivas pero pueden dañar las relaciones, sin embargo si primero se toman los pasos ofrecidos se evitará el producir deterioros en la relación, la tendencia natural del ser humano está en no hacer nada y a la hora de hacer algo irse directo a los pasos 3 y 4, evítalo a toda costa y sigue los pasos.

1.- Informar: “¿Te das cuenta de que estás gritando?” o “¿Te da cuenta de que ese comentario es hiriente?”. O bien: “No te he consultado sobre esa cuestión” (mucho más sutil que la típica: “nadie pidió tu opinión”) Si la persona continúa con su inaceptable conducta, para al segundo paso, pero nunca antes de haber dado el primero.

2.- Pedir: “Por favor deja de gritarme”. O “Sólo te he pedido una crítica constructiva”. Si la persona todavía no lo entiende y continúa actuando del mismo modo, prueba con el tercer paso.

3.- Exigir o insistir: “Insisto en que dejes de gritarme ahora mismo”. Si la persona aún persiste en su conducta, da el siguiente paso.

4.- Irse (sin entrar en la discusión ni responder de mala manera): “no puedo continuar con esta conversación si sigues gritándome. Me voy”. Si a partir de ahí, tu relación con esa persona no se modifica, puede que necesites dejarla o bien hacer una terapia. Quienes te quieren de verdad respetarán tus límites.

Los lectores llegaron al artículo buscando

Deja tu comentario!