El dinero no es tiempo VS El dinero es tiempo

Como una forma de mantener la motivación intelectual por encima de la motivación emocional a veces obtengo diferentes filosofías que a veces son contradictorias o se aplicar a determinado casos.

Por ejemplo a veces “menos es más” como cuando la escasez de un producto produce alta demanda del mismo y un aumento de su valor, sin embargo otras veces “más es más” esto es cuando encuentras una buena inversión y mientras más inviertes, más ganas.

Ambas filosofías son útiles en el área en que funcionan, igualmente que un abogado no sirve para neurocirujano o un blogger no sirve para reparar automóviles.

En este caso les comparto dos filosofías contradictorias, una la que “el dinero no es tiempo” y la otra “el dinero es tiempo”.

1.- El dinero no es tiempo

Se ha dicho “el tiempo es dinero”. El problema con esta frase es que simplemente “el dinero no es tiempo”. El tiempo es el principal activo de nuestra era. Una comparación entre el tiempo y el dinero.

“Puede pedirme cualquier cosa excepto mi tiempo”.

Napoleón.

“Si aprecia su vida, debe valorar el tiempo porque es el material del que está hecha la vida”.

Abrahan Lincoln

El tiempo es oro, el tiempo en cierta forma es similar al dinero, pero hay un problema, no siempre tenemos dinero para invertir, el dinero tenemos que ganarlo, juntarlo e invertirlo y reinvertirlo, el tiempo por otra parte, ya lo tenemos, pero solo podemos invertirlo en el presente.

La diferencia principal entre el dinero y el tiempo es que el tiempo no puede acumularse para el futuro, ha de ser invertido hoy.

El tiempo si se puede ahorrar, pasa un curso de lectura veloz hasta que llegues a una velocidad de 1000 ó 2000 palabras por minuto y habrás hecho una inversión que te ahorrará mucho tiempo más adelante, no obstante ese tiempo que te ahorrarás en el futuro será invertido en otra cosa.

Suena paradójico: el tiempo puede ahorrarse en un futuro, pero no puede acumularse para el futuro.

El tiempo es como una moneda, puedes gastarlo en lo que quieras, pero solo una vez.

Robert Allen en su excelente libro “Múltiples fuentes de ingreso” dos excelentes comparaciones entre el tiempo y el dinero que me han hecho reflexionar mucho.

En la primera habla acerca de “el costo de la oportunidad”, supongamos que una persona tiene 1.000$ para invertir. Puede hacer una inversión “A” o puede hacer una inversión en “B”. Si elige invertir en “A” pierde la oportunidad de invertir en “B”. SU inversión en “A” ha implicado la renuncia a o pérdida de la inversión “B”.

En la vida real pasa lo mismo, uno no pierde tiempo, uno siempre lo invierte, el problema es que invertimos tiempo en cosas que pueden no darnos ninguna rentabilidad, en cosas que pueden darnos poca rentabilidad o en el peor de los casos en cosas que más bien nos provocan problemas y nos hacen perder.

Robert Allen dice que: “El tiempo invertido es como el interés compuesto: Los pequeños depósitos diarios pueden multiplicarse hasta convertirse en una vida maravillosa”.

En la segunda comparación hace referencia previa al principio de Pareto (El 20% de nuestras actividades produce el 80% del resultado) y a lo que Anthony Robbins y Brian Tracy llaman la lucha entre “Los pocos fundamentales contra los muchos triviales”.

“Comparemos el tiempo con el dinero. Suponga que tiene sólo $100 para invertir, ni más ni menos. Adquiere dos inversiones, colocando $20 en la inversión A y $80 en la inversión B. Una año más tarde, descubre que los $20 en la inversión A produjeron una ganancia de $80, mientras que su inversión de $80 obtuvo solo $20. Los resultados son los siguientes:

  • Inversión A: $80 de ganancia ÷ $20 de inversión = 400% de retorno
  • Inversión B: $20 de ganancia ÷ $80 de inversión = 25% de retorno”

Obviamente la inversión A es una inversión de alto retorno, mientras que la inversión B fue una de muy bajo retorno ¿en cual deberías concentrar tu dinero?

Igualmente en la vida ¿en que deberías concentrar tu tiempo? ¿Hay una actividad que te de muchos beneficios por cada hora que le inviertas? Personalmente, leer libros, hacer ejercicio, practicar break dance y practicar artes marciales para mi son actividades de alto retorno, me dan múltiples recompensas: salud (física y mental), más niveles de energía (los libros que leo me inspiran, los ejercicios que hago me condicionan físicamente), me siento mejor, me veo mejor, prolonga años de mi vida, me distraen y renuevan.

De hecho hacer ejercicio y practicar disciplinas que me ejerciten es una actividad de “mucho retorno” o “alto apalancamiento” ya que en síntesis es una forma de:

Añadirle años a mi vida, y añadirle vida a mis años.

Valora tu tiempo, una estrategia que estoy usando es el realizar actividades en cierto orden que no me quiten tiempo sino que me lo ahorren, en vez de jugar videojuegos buena parte de la mañana para luego hacer con pesadumbre otras actividades importantes, hago varias actividades importantes y cuando estoy cansado e hacerlas me pongo a jugar videojuegos.

La realización de una actividad que puede quitarme energía en este caso se convierte en un descanso de otras actividades en las que vale la pena invertir mi tiempo y energía.

La realización de una actividad puede ser el descanso de muchas otras, hay que valorar el tiempo e invertirlo junto con nuestra energía física y mental en la consecución de nuestros sueños.

Como dijo Jim Rohn: “Haga del descanso una necesidad, no un objetivo”.

2.- El dinero es tiempo

El dinero que tienes y que está trabajando para ti es dinero por el que no tienes que trabajar, a mayor cantidad de dinero que este trabajando para ti menos tendrás que trabajar por dinero (a menos que te endeudes o adquieras un estilo de vida muy por encima de tus posibilidades).

Aunque muchos dicen que hay cosas que “el dinero no puede comprar” lo cierto es que hay cosas que aunque el dinero no compre, pero el dinero “fortalece”.

Una historia que me gustó mucho del libro de Robert SheminPor qué ese Idiota es Rico y yo no” consiste en un ejemplo de uno de sus amigos que después de obtener grandes cantidades de dinero su esposa enfermo de cáncer, sin tratamiento viviría muy poco tiempo, con tratamiento viviría varios meses, el tratamiento es costoso y si se desea el mejor tratamiento obviamente eso incluye mayores gastos.

Afortunadamente su amigo ya había obtenido mucho dinero, ese dinero le dio varios meses más de vida a su esposa, varios meses más de una madre para sus hijos, como el era adinerado se concentró en pasar más tiempo con su esposas que en el trabajo igualmente sus hijos se concentraron más tiempo con su madre que en sus estudios y otras actividades, al final la madre de familia murió, pero esos momentos que vivieron con ella sinceramente no tienen precio.

El dinero es tiempo, con dinero ya no tienes que robarle tiempo a tus hijos para obtenerlo, ni tiempo a tus amigos, ni a tus pasiones o aficiones, dependiendo de a que te dediques el tener más dinero puede permitirte disfrutar más de las cosas que el dinero no puede comprar, si bien el dinero no puede comprarlas, puede ser un medio útil para que las disfrutes más plenamente.

El dinero es simplemente una herramienta útil para lograr cosas más importantes que la riqueza.

Los lectores llegaron al artículo buscando

Deja tu comentario!