10 Razones por las que nadie debería tener un ingreso fijo

Bueno voy a serles sincero he sido algo sensacionalista con este post, quise ponerle “10 Razones por las que nadie debería depender de un único ingreso fijo” pero lo vi demasiado largo y menos llamativo que el título que acabo de colocar.

Acabo de terminar de leer un excelente artículo del blog de Steve Pavlina denominado: A Fixed Income Is a Sucker Bet, que podría traducirse como “Un ingreso fijo es una apuesta estúpida” y aunque se que deben haber muchas excepciones a la regla (mis padres salieron adelante y lo siguen haciendo con un ingreso fijo) y también que deben haber muchas personas que deben estar estables y pasarla bien teniendo un ingreso fijo, este es un post más para emprendedores.

Fuera de la seguridad de que siempre tendrás la misma cantidad de dinero disponible y quizá la seguridad laboral que pueden ofrecerte si es que es una empresa bien posicionada, todas las demás características y consecuencias de un ingreso fijo pueder ser negativas.

Pueden haber muchas excepciones a las generalidades que voy a transmitir pero aquí van las razones:

1.- Tú no decides cuanto ganar.- ¿Quién decide cuanto ganas?, tu jefe o superior, no es una decisión propia, hay límites para lo que puede ganar un trabajador por cuenta ajena y es muy difícil expandirlos a menos que crees otra fuente de ingresos accesoria o pidas un aumento antes que ellos voluntariamente quieran dartelo.

¿Quién decide cuando mereces ganar más? Para algunos lo decide la relación entre el trabajo realizado y el mercado, para otros lo decide su jefe ¿Sobre cual tienes mayor control?.

Hay empresas en las que no les importa si eres productivo, si estas trabajando o no, sólo les importa que cumplas el horario de trabajo, que entres a la hora de entrada y salgas a la hora de salida.

En este último caso “Te pagan por el trabajo que realizas o por gastar tu vida al servicio de otros”.

2.- Es inestable y condicional.- Bueno hay empresas que si son estables y pueden mantener elevados sueldos, pero son pocas, la gran mayoría tienen una inestabilidad actualmente ya que tienen que ver la forma de volverse más competitivas cada día, si los números no cuadran entonces hay despidos, recortes o aumentos de trabajo sin que te los remuneren.

A veces te imponen cuanto ganarás y te obligan a decidir si lo tomas o lo dejas.

Tienes asegurados tus ingresos de aquí a 10 meses o 2 años, quizá no, muchas personas fueron despedidas de sorpresa, a veces ni los más altos ejecutivos están informados de cómo va la empresa para prever una crisis.

3.- No hay flexibilidad.- Tus ingresos no pueden adaptarse a las circunstancias, es una queja común en la mayoría de los países “todo sube menos el sueldo”, si gastas más no puedes ganar inmediatamente más para compensar.

Lo peor es que como tienes un ingreso fijo tú adaptas tus gastos a tus ingresos y automáticamente cualquier gasto extra elevado puede convertirse en una amenaza económica.

4.- Un ingreso fijo te limita.- Un ingreso fijo prácticamente marca una línea y te dice “De aquí no pasas hasta tu proximo aumento”, leí en un libro de Mark Yarnell que existían muchas empresas de renombre que no habían dado un aumento a sus empleados en más de 10 años.

En 10 años trabajando para ti ya te habrías hecho más eficiente, productivo y eficaz como para elevar tus ingresos al 100%, 200%, 400% o incluso más.

Otras empresas tienen la política de pagarte según tu antigüedad, pero aún así puedes pasarte años siendo más productivo que la mayoría pero ganarás lo mismo que los demás aunque seas mucho mejor que ellos.

5.- El ingreso fijo no es proporcional a tu productividad.- Cuando trabajas para ti mismo si encuentras una forma de ser más eficiente, productivo eso se ve reflejado en las ganancias o al menos puede verse reflejado en tu tiempo libre y en la paz mental.

Si de la noche a la mañana duplicas o triplicas tu productividad, eficiencia y eficacia, de la noche a la mañana estarás disfrutando de más ingresos y quizá un poco más de tiempo libre.

6.- Tú no tienes el control.- Tienes que rendir cuenta a otros y tienes que depender de las decisiones de otros, una mala decisión de los de arriba puede ser la causa de futuros despidos o recortes.

Muchas son las personas cuando son depedidas después de años de servicio a una empresa tienen un reto: ¿Ahora quien me va a contratar?, muchas empresas actualmente buscan más a los jóvenes que a las personas experimentadas, en el pasado mientras más viejo te volvías más valioso eras hoy en día parece ser al reves.

Incluso hay empresas que cuando ven que alguien está sobrecalificado para el trabajo que realiza y puede merecer un aumento ya están planeando el sustituirlo por alguien más barato que no pida más dinero.

7.- El excedente no va a tu bolsillo.- Cualquiera sea la cantidad que ganes debes tomar en cuenta que la empresa o persona que te paga lo hace porque tú le has generado un exceso de valor o ganancia y este exceso no va a tu bolsillo sino al bolsillo de otra persona (que generalmente no tiene un ingreso variable).

8.- Falsa ilusión de seguridad.- Quizá esta es una de las consecuencias más peligrosas, una falsa ilusión de seguridad puede hacer que crees planes o que los ejecutes para que luego se caigan por los suelos, como la gente presupone que siempre va a ganar lo mismo a veces piden préstamos, contratan una hipoteca o adquieren un elevado estilo de vida, para verse con un despido o recorte meses después que lo arruina todo.

9.- Por provenir de un empleo a jornada completa te quitan el tiempo para crear ingresos residuales.- Estamos en una época única, hay jóvenes y menores de edad que están ganado mucho dinero creando páginas webs enfocadas en la publicidad o en la venta de productos, otros que han logrado libertad financiera mediante los negocios multinivel, hoy en día hay más oportunidades que antes, pero muchos no las ven porque lo único que ven es el buscar un alto ingreso fijo.

Hay muchas formas de crear ingresos residuales pero el problema es que los ingresos residuales deben ser “creados” y se necesita tiempo para crearlos, tiempo que te quitan estando al servicio de otro en una oficina o haciendo diligencias ajenas de aquí para allá.

10.- Quienes más ganan no lo logran con un ingreso fijo.- Empresarios, inversionistas, líderes de negocios multinivel e incluso hay vendedores que lograron la riqueza sin estudios (Brian Tracy y Zig Ziglar fueron vendedores puerta a puerta), ellos no ganan ingresos fijos, pero sus ganancias son proporcionales a su capacidad para generarlos, y su capacidad se puede multiplicar rápidamente si ponen esfuerzo y disciplina.

Los empresarios no ganan ingresos fijos, pero ganan un excedente al valor que le generan todos sus empleados (que por cierto son muchos).

Creo que la causa por la que la brecha entre ricos y pobres se ha hecho muy grande es porque la gran mayoría (empleados con ingresos fijos) trabajan 8, 12, 16 o más horas incluso en hacer dinero para otros (jefes o empresarios con ingresos variables).

Si hoy un millonario te dijera que te va a regalar cheques por “mucho dinero” mensualmente por el resto de su vida pero no te dice la cantidad y pasando los meses ves que son cheques de 3.500$, 50.000$, 4.800$, etc. no te va a importar si no te envía una cantidad fija, lo único que te importará es que serán cheques de “mucho dinero”, aunque quizá si tienes un ingreso fijo por mucho dinero puede no importante que sea fijo, pero no tendrás la “incertidumbre” de cuanto ganaras.

La incertidumbre de “¿cuanto seré capaz de ganar este mes?” puede ser un factor que te motive a seguir trabajando y mejorando en lugar de pasartela preocupado por las deudas debido a que hace años que tu sueldo no se elevo de forma proporcional a la inflación.

Los ingresos variables pueden ser adictivos si están en un área que es bien remunerada de la misma forma que los adictos a las apuestas y casinos pueden persisitir en apostar debido a la incertidumbre de si ganarán o no y cuando lo harán, claro que en el caso de los casinos estas dependiendo del azar mientras que al tener ingresos variables según tu trabajo dependes de tu capacidad.

Estoy seguro que vivir con esa incertidumbre es mucho más placentero que pasarte la vida haciendo cosas que no te gustan desde hace tiempo.

Los lectores llegaron al artículo buscando

Deja tu comentario!