Como escoger una carrera profesional

Los hombres se olvidan de vivir porque están ocupados en ganarse la vida.

Margaret Fuller

¿Qué carrera debo seguir? ¿Qué carrera debo estudiar? ¿Cuál es mi vocación? ¿Cómo debo escoger mi carrera? Todas estas preguntas son comunes y muchos estudiantes tienen miedo de equivocarse de carrera.

Escoger y ejercer la carrera adecuada puede ser una bendición mientras escoger y obligarse a ejercer la carrera equivocada puede ser una gran maldición en la vida.

Pero antes de adentrarnos a este problema permíteme cuestionarte un poco ¿Para que estudiar una carrera en un principio?

Algunos ven el estudiar una carrera como un camino el cual tienen que caminar y seguir a pesar de todo y si lo abandonan o retroceden entonces han fracasado.

Otros lo ven como un vehículo con una garantía de devolución, si ves que no es el mejor vehículo para llegar a donde quieres llegar o lograr lo que deseas lograr, puedes cambiarlo.

Si ves a una carrera como un camino siempre puede ser una metáfora perjudicial ya que es un marco con poca flexibilidad, en cambio si la ves como un vehículo con garantía de devolución puedes sentirte más cómodo al cambiarla y enfocarte en conseguir lo que deseas en la vida en lugar de enfocarte en “terminar el camino” sin importarte a donde te lleve.

Tú puedes ver la carrera profesional como un camino definitivo a seguir o un vehículo para lograr algo valioso, tú eliges, de todas formas a veces hay que verla como un camino y otras sólo como un vehículo.

Sin embargo puede que una carrera profesional pueda no ser el mejor vehículo para lograr lo que deseas en la vida, quizá necesites colocar tu propio negocio para lo cual tendrás quizá que trabajar un tiempo para reunir capital para iniciarlo y arriesgarte a fracasar en los primeros intentos.

Brian Tracy en su libro: “El Camino a la riqueza en acción” asegura que en está época, colocar un negocio es más que nunca el principal vehículo para convertirse en millonario y de hecho el futuro de los profesionales que no tienen la opción de ser autónomos (hay profesiones en las que sí o sí tienes que trabajar para otro) en su mayoría tendrán quizá que tener dos o más profesiones y tener más de un empleo.

Creo que muchos deberían hacerse la pregunta: ¿Será realmente una carrera profesional el mejor vehículo para obtener lo que deseo en la vida?

Bueno luego de cuestionar un poco la “necesidad” de estudiar una carrera veamos las formas en las que la gente elige sus carreras profesionales.

Una que he visto es sencilla pero no es la más ideal la he desarrollado en mi post: Trabajar para luego estudiar.

Sin embargo hay otras formas de elegir y planificar una carrera.

Prácticamente he visto dos

  1. Determinar que es lo que quieres en la vida y como quieres vivirla para luego escoger la carrera más adecuada para lograr todo ello.
  2. Escoger una carrera determinada en función a algunas referencias sobre tus habilidades y las características de una carrera determinada para luego persistir en ella.

Generalmente las personas que optan por la primera opción están orientadas a ver su carrera como un arte, un medio de expresión creativa para sus vidas.

Los demás están orientados a tomar una decisión según la pregunta ¿Qué trabajo debo tener?, en esto evalúan más sus capacidades y el dinero que pueden ganar.

Por cierto los sujetos de la opción 1 a mi criterio tienden a ver una carrera como un medio o un vehículo, mientras que los sujetos de la opción 2 tienden a ver una carrera como un camino.

Steve Pavlina llegó a una conclusión similar a la mía en su artículo Career Planning, pero el denomina a estas dos formas de elegir carrera de la siguiente forma:

  1. De abajo hacia arriba
  2. De arriba hacia abajo

De Abajo hacia Arriba

El mayor error que la gente comete es el tratar de diseñar su vida en función de su profesión. Es mejor hacerlo al revés. Comienza por diseñar tu vida ideal y luego decide la profesión que necesitarías para lograrla.

Talane Miedaner

De abajo hacia arriba es una forma elegir la carrera en la que uno decide cual es la carrera que debe estudiar tomando en cuenta los recursos con los que ya se cuenta, estos pueden ser habilidades o conocimientos que ya domines.

Típico de esto es el ser bueno en matemáticas y pensar estudiar una ingeniería o algo relacionado con la informática, o gustarte las materias teóricas y pensar estudiar derecho, quizá no hayas escogido directamente la carrera pero ya estas delimitando las opciones que decidirás.

Esta forma de elegir carrera también incluye el tender a estudiar lo mismo que nuestros padres.

Según Steve Pavlina un 80% de las personas escoge sus carreras de este modo.

Al usar este modo de selección de carrera estarás considerando cosas como el salario, tus facultades y habilidades, la seguridad y el potencial de avance.

En este caso se debe considerar que las verdaderas carreras no se completan venciendo un plan de estudios sino que se crean y construyen viviendo.

De Arriba hacia Abajo

Tus prioridades deben ser tu familia, tus amigos, tu salud, tus relaciones, tus inquietudes espirituales y tus valores, no tu carrera.

Al final de todo: ¿Qué otra cosa puede valer mas?

Paráfrasis de una cita de Robert Shemin

Las carreras más gratificantes son las que nos permiten y quizás nos exigen que expresemos totalmente nuestros valores.

Talane Miedaner

En esta otra forma de elegir una carrera las personas hacen una tipo de búsqueda de si mismas, clarifican sus valores, determinan sus inquietudes espirituales y sus necesidades emocionales. Consideran su deseo de expresarse creativamente y de vivir sus valores lo más importante y que siguiendo estos deseos, sentimientos y valores buscarán desarrollar habilidades que les permitan ganar dinero.

Es muy frecuente en muchos libros y algunas clases de orientación vocacional hacer que las personas determinen su “misión en la vida” para que luego según la misma exploren las carreras que les permitan cumplir esa misión.

Ambos modos de selección de carrera tienen sus ventajas y desventajas, y lo mejor es una combinación de ambas, según Steve Pavlina lo ideal es una proporción del 80/20; 80% de arriba hacia abajo y 20% de abajo hacia arriba.

De hecho la forma de elegir carrera de “Trabajar para luego estudiar” es en cierta forma un híbrido que dependiendo del caso puede cumplir con la proporción 80/20.

Steve Pavlina declara que como la mayoría usa el sistema “de abajo hacia arriba” muchos estudiantes “miran el suelo queriendo observar las estrellas”.

Escoger una carrera “de abajo hacia arriba” es colocar el carruaje delante del caballo, estas personas pueden terminar con un trabajo monótono en el cual pueden progresar en la escala corporativa, pero deseando en su interior expresar otras cosas o vivir de otra forma.

Yo por ejemplo he determinado que valoro mucho la paz mental y estar libre de estrés como para estar entrando en conflictos jurídicos o problemas de otro tipo, no me importa con que ganarme la vida mientras me permita vivir con tranquilidad, pero a la vez he visto que soy muy bueno en computación y me apasiona internet e igualmente he visto que soy un poco Geek, por lo que he decidido estudiar más adelante programación y diseño web.

Puedo recomendar que leas esta entrada en el blog Comoahorrar.es que cita un estudio científico relacionado con el tema: Ganar dinero para ser feliz o ser feliz para ganar dinero.

Los millonarios que se han hecho a sí mismos son aquellos que han descubierto un terreno en el que sus aptitudes y capacidades naturales son exactamente lo que necesitaban para hacer ese trabajo y conseguir los resultados deseados.

Brian Tracy

Espero que este post pueda servir a algunas personas para elegir correctamente su carrera profesional.

Los lectores llegaron al artículo buscando

Deja tu comentario!