Los 4 tipos de temperamentos modernos: El Rey, el Guerrero, el Mago y el Amante

Las metáforas o el pensamiento simbólico son uno de los factores que crean diferencias entre culturas, igualmente las metáforas o símbolos pueden crear diferencias en la forma en que vemos el mundo, Anthony Robbins comenta en uno de sus libros que en un seminario trató con una mujer que se quejaba de todo y que daba mucha importancia a detalles mínimos que cualquier otra persona dejaría pasar, Robbins buscó la metáfora con la que veía la vida y la encontró:

“Poco a poco el barco se hunde”.

Si piensas que cada detalle que no funcione y cada imperfección va hundiendo el barco de tu vida seguro que estarías quejándote y alarmándote por cualquier cosa.

En la psicología podemos encontrar algo denomina “Arquetipo” los cuales son figuras bien construidas, modelos o patrones que tienden a aparecer en todo lo existente a pesar de las diferentes culturas, por ejemplo la figura de un “viejo sabio” es común en todo el mundo y en todas las culturas, por lo general estos arquetipos eran también representados con metáforas.

Los psicólogos luego de interactuar con mucha gente van descubriendo patrones de conducta que se repiten casi universalmente los cuales sólo pueden ser identificados después de una larga experiencia con diferentes personas.

Por ejemplo en todo el mundo vemos que es común que las personas sobre-estimen su carrera profesional, puedes tenerlo todo (salud, amistades, dinero, buena reputación, fama, gran espiritualidad, etc.) y sentirte mal si no te desenvuelves bien en tu carrera profesional, así como puedes estar perdiéndolo todo (sufriendo un divorcio, perdiendo la vida social, teniendo problemas económicos, perdiendo la salud poco a poco y obteniendo mala fama) y sentirte bien si estás desenvolviéndote bien en tu carrera profesional. Es algo que yo he visto en todo el mundo, varios expertos también lo han visto y estoy seguro que tú también conocerás casos así.

Hay psicólogos que aseguran que las conductas a veces nos vienen en “paquetes” que la presencia de un par de conductas conllevarán ineludiblemente a otras, por ejemplo que alguien que es desaseado y demuestre tener baja autoestima automáticamente será una persona muy desordenada.

Pues bien en la vida también existen estos arquetipos, según algunos psicólogos las siguientes figuras pueden ser consideradas “Los cuatro temperamentos modernos“, según algunos expertos los temperamentos son una predisposición física o química hacia cierto tipo de conductas y a diferencia del carácter, la personalidad, la identidad, etc. Los temperamentos no se pueden modificar.

Sócrates aseguraba que siempre tuvo una debilidad por el alcohol sin embargo no era alcohólico, pero tuvo que vivir toda su vida con esa predisposición al alcohol.

Pues estos son los cuatro temperamentos, todos tenemos un poco de cada uno pero hay uno que predomina nuestra vida, igualmente podemos reforzar las cualidades de un temperamento:

  • El Rey.- es acogedor, un poco pasivo, lógico, ordenado, le gustan las cosas directas y dar ordenes precisas que el no llevará a cabo, se caracteriza por su sabiduría, muchas personas vienen hacia el para pedir consejo.
  • El Guerrero.- es una persona segura y activa, está dispuesto a enfocarse en la actividad que se debe hacer y entregarse en cuerpo y alma a ello, puede ser lógico y ordenado como el rey, sin embargo el Guerrero es de las personas que dicen “hagámoslo de una vez” cuando hay alguna tarea que debe realizarse con precisión, los Guerreros son quienes protegen a su familia y amigos, son ambiciosos y laboriosos.
  • El Mago.- es una persona llena de confianza, es una persona muy creativa y aventurera, es capaz de encontrar soluciones creativas donde parece haber sólo un callejón sin salida, sus acciones pueden ser vistas por otros como “magia”, es capaz de hacer cosas que a otros les parece imposible. Los Magos son el centro de atención, por lo general son artistas, vendedores o personas con gran poder de influencia.
  • El Amante.- es una persona artística y creativa como el mago, pero es pasivo como el rey, son personas con crianza amorosa y romántica. Estos son los músicos o escritores tímidos, tiene una gran capacidad de empalizar con otras personas tanto en su alegría como en su tristeza, depende hasta cierto punto del afecto y aprobación de los demás.

Estos cuatro temperamentos están expresados en forma metafórica, quizá te identifiques más con el Rey pero necesites algunas cualidades del Guerrero, trata de verte a ti mismo como un Guerrero durante algún tiempo pero esfuérzate por potenciar las útiles cualidades del tu principal temperamento.

Puedes tratar de identificar alguno de estos cuatro temperamentos en otras personas y poder relacionarte mejor con ellas, de todas formas el que te identifiques o quieras identificarte con alguno te ayudará a cambiar tu vida.

Los lectores llegaron al artículo buscando

Deja tu comentario!