Muere Jim Rohn. Toda una leyenda del Desarrollo Personal

No podemos tocar con la mano un pote de pegamento, sin que se nos pegue algo de ese pegamento. Tampoco podemos poner la mente y el corazón en las obras de estos maestros sin que se nos pegue algo de ellos. Si leemos acerca de personas inmortales, aumentamos la posibilidad de dejar un impacto inmortal. Para mí ha sido maravilloso.

[youtube ZTXWi1y2U20]

Acabo de enterarme que hoy 5 de diciembre a las 2:30 de la madrugada en Los Angeles ha fallecido Jim Rohn, quien fue considerado como el más importante filósofo motivador de los Estados Unidos, Jim Rohn fue el maestro de Anthony Robbins y es toda una leyenda del Desarrollo Personal.

Jim Rohn fue uno de los pocos autores de autoayuda que enseñaba principios y verdades a los que no puedes oponerte o dudar de su validez a diferencia de muchos que enseñan ideas metafísicas con dudosa validez universal o sólo te traen palabras bonitas sin nada práctico que ejecutar.

Personalmente siempre me gusto la profundidad del pensamiento de Jim Rohn, sobre todo su sabiduría y su experiencia en la vida, es uno de esos pocos autores que cuando absorbes un poco de su conocimiento deseas aprender más.

Es increíble que aún cuando jamás lo conocí en persona no puedo evitar sentir una sensación de tristeza, ha sido un hombre que me ha enseñado muchas lecciones valiosas para la vida, recuerdo cuando escuchaba sus audios un par de veces citaba la partes de la Biblia indicando que no era un experto pero estaba seguro que en la Biblia estaba llena de principios universales.

Si están leyendo esto y no sabían nada de él, les dejo algunas citas, frases y extractos de diferentes fuentes para animarlos a conocer un poco sobre este quien fue un gran hombre, algunas de ellas tienen una sabiduría casi bíblica:

Las dudas son como la plaga… contagian todo lo que tocan. Una sola persona que dude, puede convencernos que nuestra idea esta condenada al fracaso. Aunque existen muchas dudas, la peor es dudar de uno mismo. Si duda de si mismo, pronto los demás dudarán también. Si duda de su capacidad para hacer algo, probablemente nunca lo podrá hacer.

Siempre tendremos oportunidades y adversidades, éxitos y fracasos, momentos en que todo nos sale bien y otros en que todo nos sale mal. Así como sale el sol después de la lluvia, siempre habrá progreso después de la regresión. El sistema no cambiará, a pesar de nuestros innumerables intentos. Usted no puede cambiar las estaciones, pero sí puede cambiar y también puede cambiar su actitud respecto a los cambios de estación.

No pida que las cosas sean más fáciles; pida ser mejor usted. No pida menos problemas, pida más capacidad. No pida menos retos, pida más sabiduría.

Podremos controlar mejor el rumbo de nuestra vida si nos preparamos mejor para las estaciones.

No permita que su negocio o su empleo le haga ganar algo; haga que lo convierta en algo.

Ay del hombre que hereda un millón de dólares y no es millonario. He aquí lo que sería penoso. Si crecieran sus ingresos pero usted no.

La instrucción formalmente adquirida le dará ganarse la vida; la autodidáctica le dará una fortuna.

No lea un libro para ser seguidor. Lea un libro y vuélvase estudioso.

Nunca escatime el dinero que invierte en su propia educación.

No es lo que le cuesta el libro; es lo que le va a costar si no lo lee.

No lea solamente lo fácil. Puede ser que le entretenga, pero nunca le hará crecer. El libro que no se lee no ayuda.

Lo único peor que no haber leído un libro en los últimos noventa días, es no haber leído ningún libro en los últimos noventa días y pensar que eso no importa.

La peor arrogancia es la arrogancia producto de la ignorancia.

Cada uno de nosotros necesita de los demás y los demás necesitan de cada uno de nosotros.

No se reúna con un grupo fácil; no le hará crecer. Vaya donde sean altas las exigencias y las expectativas de desempeño.

Para llegar a la independencia económica usted tiene que convertir una parte de sus ingresos en capital; convertir su capital en empresa, convertir la empresa en ganancia; convertir la ganancia en inversión; y convertir la inversión en libertad financiera.

El éxito no es más que unas cuantas disciplinas que se practican a diario; mientras que el fracaso consiste sencillamente en unos cuantos errores de juicio que se repiten a diario. Es el peso acumulado de nuestras disciplinas y de nuestros juicios lo que nos lleva a la fortuna, o al fracaso.

Dios tenga en su gloria a Jim Rohn.

Los lectores llegaron al artículo buscando

Deja tu comentario!