Riqueza es lo que se conserva o acumula y no lo que se gana

Las posibilidades de obtener riqueza de una persona no se miden por la cantidad de dinero que sea capaz de ganar, sino por la cantidad de dinero que sea capaz de conservar.

Uno de los errores que cometemos las personas es que cuando empezamos a ganar bastante dinero presuponemos que siempre ganaremos lo mismo. Las personas ricas siempre están amortizando sus deudas durante las épocas de prosperidad y empiezan a ahorrar para tener alguna reserva cuando la economía entre en crisis.

T. Harv Eker comentaba en su libro “Secretos de la Mente Millonaria” que cuando se reunió con unas personas ricas era sencillo saber quienes estaban de paso y quienes eran habituales, los ricos hablaban de fortuna neta o del patrimonio total, mientras que cualquier otro habría hablado de un sueldo o aumento de sueldo.

Los autores de “El Millonario de al Lado” tienen una frase que lo resume todo: “No es cuanto ganas, sino cuanto gastas”.

Quizá no ganes mucho dinero ahora pero ¿Que tan capaz eres de acumularlo actualmente?

En la Biblia se dice que “si eres fiel en lo poco en lo mucho te pondré”, lo cierto es que quien no administre bien los centavos terminará despilfarrando los pesos.

Los lectores llegaron al artículo buscando

Deja tu comentario!