7 Razones por las que endeudarse es estúpido

La deuda no es un instrumento; es un método para hacer ricos a los bancos, no a usted. El prestatario es verdaderamente siervo del prestamista. Su mayor activo para crear riqueza son sus ingresos. Cuando usted frena su ingreso, pierde. Cuando usted invierte su ingreso, se hace rico y puede hacer lo que le venga en gana.

Dave Ramsey

Hubo un tiempo en que viví de deuda en deuda, gastaba todo lo que ganaba y terminada debiendo porque sentía que por el trabajo realizado merecía disfrutar más, luego conocí una serie situaciones bastante aleccionadoras sobre las deudas (como por ejemplo un conocido que se endeudó por un par de años por entrar a un multinivel y una mujer que pidió varios préstamos de diferentes entidades financieras que ya no tenia para comer).

En fin creo que endeudarse puede ser estúpido si no vas a utilizar el dinero para adquirir varias “deudas buenas” con altas posibilidades de éxito, endeudarse por fiestas, celebraciones, muebles, electrodomésticos o por mantener apariencias es estúpido y demuestra falta de madurez y carácter:

Aquí las razones por las que endeudarse es estúpido:

1.- La deuda hace que menosprecies el dinero

Deuda = gastar dinero infravalorado porque lo has obtenido antes de ganarlo.

Al conseguir algo antes de haberlo ganado o merecerlo sinceramente lo valoras menos, es por ello que muchas personas que ganan la lotería despilfarran el dinero rápidamente.

En caso de que quieras o ya te hayas endeudado por una inversión debes considerar que si no has ganado ese dinero, no te ha costado y sin embargo ya lo tienes en tus manos, será difícil manejarlo adecuadamente.

2.- La deuda es una solución financiera a corto plazo con consecuencias materiales y psicológicas a largo plazo

Las consecuencias de la deuda son materiales (intereses) y psicológicas (preocupación, sentimiento de impotencia si no puedes pagarlas, inseguridad en caso de que aparezcan gastos imprevistos).

3.- La deuda se convierte en hábito

La deuda puede convertirse incluso en un estilo de vida por medio del cual las personas creen que vivir endeudado es normal, (yo no se porqué mucha gente está tan preocupada porque ejerza una carrera que no me gusta y que no me asegura un buen ingreso para hacer que “valgan la pena cinco años de estudio” en lugar de preocuparse de sus amigos profesionales que están altamente endeudados).

Sabías que más del 80% de las personas que se endeudan utilizan ese dinero principalmente para mantener su estilo de vida, esto se ha demostrado tanto en profesionales como en estudiantes universitarios que obtienen préstamos estudiantiles para formarse, el dinero que debería utilizar para formarse, capacitarse, obtener herramientas de trabajo, libros, materiales, etc. será gastado en comodidades para mantener un estilo de vida que todavía no han aprendido a ganar.

4.- La deuda lleva ineludiblemente al estrés financiero

Simple y claro: ¡Las deudas son estresantes! Te preocupan, te presionan y te desmotivan ya que lo que estás por ganar desde hace tiempo que le pertenece a otra persona.

5.- La deuda hace que sea difícil ahorrar

Cual es la principal excusa para que las personas no ahorren: “es que tengo deudas”, el problema con esto es ¿Con que pagarás un gasto inesperado? La respuesta es “con otra nueva deuda”.

Regla: Los gastos inesperados se convertirán en deudas inesperadas.

Aún con deudas debes buscar la forma de ahorrar, de la misma forma que los que se entrenan en supervivencia aún con hambre tratan de comer lo mínimo posible para que el alimento les dure.

Si tienes deudas no puedes darte el lujo de no ahorrar.

6.- Las deudas te limitan y condicionan mentalmente

¿Te crees capaz de comprar un automóvil, montar un negocio y comprar una vivienda al contado? Yo si pero de aquí unos cuantos años, sin embargo mucha gente no puede pensar en conseguir lo anterior sin endeudarse.

Sin embargo es posible, hoy en día escribir un libro en pdf y venderlo mediante una página web es “un negocio”, igualmente existen personas que después de años de ahorro compran sus viviendas al contado.

Como la deuda es aparentemente un camino fácil es el camino que muchos refieren seguir.

Creo que a las deudas se aplica la Paradoja de Murphy:

Siempre es más fácil hacerlo de la forma más difícil.

La vida es más fácil de sobrellevar al ahorrar y luego comprar al contado, que al endeudarse y terminar pagando años el capital y un par de años los intereses del capital.

Jim Rohn tiene una frase que me gusta mucho: “La disciplina pesa kilos, pero el pesar del fracaso toneladas” igualmente tener que ahorrar, esperar largo tiempo para tener que por fin conseguir algo que deseabas puede ser difícil, pero más complejo es vivir con deudas, hay un dicho que dice: la paciencia es amarga pero sus frutos son muy dulces.

¿Sabías que si te endeudas por una vivienda a más de 15 años puedes terminar pagando el precio de dos viviendas? ¿Y que esperar de aquellos que toman una hipoteca o préstamo a 30 años o incluso un poco más?

Por otro lado te condicionan haciéndote creer que los bancos te hacen un favor al prestarte dinero cuando en realidad les haces un favor a ellos al pagar intereses usureros en un tiempo corto de tiempo o pagar intereses bajos por años.

7.- Las deudas te ponen en una posición de inferioridad

Como tratas al que te presto dinero, acaso no sientes en el ambiente cierta superioridad de su parte que puede ser meramente subjetiva (en algunos casos objetiva si pediste dinero a aquellas personas que creen que sólo ellos tienen derecho a prosperar) en la Biblia se expresa esto claramente:

El rico se enseñorea de los pobres, y el que toma prestado es siervo del que presta.

Proverbios 22.7

El que exista una deuda de por medio hace que el deudor sienta que el acreedor tienen cierto control o autoridad sobre el, y en algunas situaciones hace que el prestamista sienta derecho a controlar de cierta manera a su deudor.

PD: Hay personas que sostienen que “La vida es una deuda” y que no se puede disfrutar de la vida sin las deudas, pero lo cierto es que “la vida es un regalo”; esta filosoría de “la vida es una deuda” también sostiene que “hay que ganarse la vida, porque la vida está perdida” cuando lo cierto es que la vida está ganada desde el momento en que nacemos.

Ya de ustedes depende a que filosofía prestar atención, a aquellas que predican la escasez de recursos  y que vivir sin deudas es imposible o aquellas que predican la abundancia y que obtener libertad financiera es posible.

Yo desde hace tiempo que no quiero adquirir deudas y si voy a realizar una inversión importante lo hare tranquilamente con dinero que puedo permitirme perder.

Los lectores llegaron al artículo buscando

Deja tu comentario!