Desarrollo de una conciencia de prosperidad

La vida es como una escalera, si miras hacia arriba siempre habrá personas que están encima de ti, pero si miras hacia abajo verás que hay millones a quienes les gustaría estar en tu lugar.

Desconocido

La conciencia de prosperidad es simplemente el reconocer y aceptar que ya tienes todo lo necesario para vivir, de hecho haz tenido todo lo necesario para vivir desde el momento en que naciste.

Si te hubiera faltado lo necesario para vivir, ya estarías muerto.

Si tienes ropa en el cuerpo y no necesitas hurgar en la basura, pedir limosna o robar para vivir entonces todo sentimiento de escasez es mental, quizá consecuencia de un espíritu de consumismo que albergas en tu interior, o quizá un miedo irracional a la escasez.

¿Donar dinero ayuda a ahorrar?

Busca cualquier buen libro de finanzas personales y verás que muchos autores recomiendan el donar dinero o practicar el diezmo personal retribuyendo de alguna forma a la comunidad.

¿Por qué?

Por que esto hace que mantengas entre tus valores el ser un consumidor responsable, te recuerda que por muy mal que la estás pasando hay quienes la están pasando peor y que si tienes un poco de prosperidad en tu vida debes estar agradecido y dispuesto a ayudar a otros.

Si eres un consumidor responsable y ayudas a los más necesitados sucederá algo:

-Te sentirás bien y tendrás cierto grado de satisfacción ganando dinero.

-Te sentirás bien y tendrás cierto grado de satisfacción gastando tu dinero.

Estoy seguro que una de las razones por las cuales muchas personas no consiguen la riqueza es porque están acostumbrados a gastar dinero en las cosas equivocadas por los motivos equivocados.

Donar dinero a los más necesitados no sólo te recuerda sino que realmente te hace sentir que tienes más de lo que necesitas para vivir, no es la única forma de crear conciencia de prosperidad, pero sí una de las mejores formas de empezar a crearla.

Este artículo pertenece a la serie: Ahorrar a largo plazo no depende de la fuerza de voluntad

Puedes acceder a las otras partes de la serie aquí:

1.- El hábito de ahorro

2.- El gasto equilibrado

3.- Desarrollo de una conciencia de prosperidad

Los lectores llegaron al artículo buscando

Deja tu comentario!