KALA: No hay límites

Todo se encuentra conectado entre sí, la separación es simplemente una ilusión útil.

Con frecuencia las peores limitaciones son las que nos imponemos nosotros mismos.

Anthony Robbins

KALA es el segundo principio de la filosofía HUNA, la palabra KALA significa “Libertad” (también significa “Princesa”) pero tiene dos significados en la Filosofía Huna, por una parte afirma la inexistencia de los límites y que toda limitación es simplemente una ilusión que nos sirve en la vida, pero que también puede perjudicarnos; por otra parte KALA apela a la necesidad de liberar y perdonar para poder conseguir la libertad.

El ser humano no tienen límites, pero tiene la capacidad de limitarse a si mismo ilimitadamente.

Según este principio los únicos límites que existen son aquellos que son útiles, un color se diferencia de otro porque si todo fuera de un sólo color todo no tendría sentido.

¿Está separada la mente del cuerpo? Lo cierto es que no, muchos científicos han denominado la interdependencia entre el cuerpo y la mente como “El complejo cuerpo-mente”, indicando que en realidad el cuerpo y la mente son uno y que su separación teórica es útil más no real.

Nuestros pensamientos de separación complican nuestra vida, si llegamos a creer que estamos separados de otros seres humanos, de la tierra, de los animales, de las oportunidades o posibilidades entonces nos sentiremos separados de todas estas cosas y al sentirnos separados de todo esto nos sobreviene la enfermedad, el desequilibrio y también el mal.

Muchas veces nos olvidamos que la naturaleza puede sanar, los centros de salud mental con frecuencia son lugares donde los enfermos tienen mucho contacto con la naturaleza ya que esto es benéfico para su salud aunque no lleguen a rehabilitarse.

La verdad me gusta más interpretar este principio desde el punto de vista de que todo está interconectado entre sí y de que las cosas que más nos limitan son “El Miedo” y que la mayoría de nuestros miedos no son físicos sino mentales, no son reales sino ilusiones.

Quizá no exista aplicación práctica del principio de KALA ya que este es una mera concientización, pero gracias a esta concientización podemos buscar el tener más contacto con la naturaleza, dejar de sentirnos separados de otros seres humanos y saber que si todo está interconectado al hacer daño a otras personas estamos dañándonos nosotros mismos; este principio también nos invita a superar nuestros límites, ver hasta donde somos capaces de llegar ya que los límites no existen.

Los lectores llegaron al artículo buscando

Deja tu comentario!