Aprender de los errores

Si logras aprender de los errores no debes temer fracasar

Anthony Robbins

La gente no fracasa simplemente desiste demasiado pronto.

Desconocido

El fracaso no es lo contrario del éxito, el fracaso en realidad puede ser parte importante del éxito, lo contrario del éxito a mi parecer es no empezar nunca.

Aprender de los errores

Existen ocasiones en la vida en la que la única forma de aprender algo es simplemente cometiendo errores e ir modificando nuestro proceder en el camino.

Si algo es difícil, requiere algo de pericia o mucha habilidad lo más probable es que vayas a fracasar bastante, pero si eres hábil y aprendes de esos fracasos puedes convertirte en un auténtico experto en la materia.

Solamente debemos tener cuidado de no cometer errores que no puedan subsanarse después, pero en muchas empresas ¡No hay consecuencias salvo la idea de fracaso que tienes en tu mente!

Si temes fracasar entonces temes tener experiencia valiosa y si no obtienes experiencia valiosa jamás tendrás éxito en aquello que deseas tenerlo.

Otro de los problemas de las personas es que quieren tener éxito rápido o a la primera oportunidad, y por ello no deseas fracasar, pero es ilusorio el hecho de que no vayamos a afrontar problemas u obstáculos (y personalmente también es aburrido).

Si por otro lado estas dispuesto a fracasar y atento para aprender de tus errores entonces serás una persona con experiencia y además con carácter.

Aprender de los errores propios y ajenos

Una de las grandes verdades que indica Anthony Robbins es que hoy puedes aprender en días lo que a otros les costó décadas aprender, puedes hacerlo leyendo un libro, siguiendo un programa de entrenamiento o coaching o simplemente consultando internet, no hace falta que cometas todos los errores del mundo basta con que puedas aprender de los errores de otras personas y también lograr aprender de los errores que cometes día tras día.

Aprender de los errores o repetirlos

¿Que haz aprendido de tus fracasos anteriores?

Si no haz aprendido nada entonces puedes empezar a recapacitar y tratar de sacar los diamantes del excusado, te aseguro que siempre los habrá, si no aprendes a aprender de los errores entonces estarás condenado a repetirlos.

Los lectores llegaron al artículo buscando

Deja tu comentario!