Fracaso bueno y Fracaso Malo

Nuevamente encontré una enseñanza relacionada con el Coaching que es la diferenciación de los tipos de fracasos que podemos tener; Robert Kiyosaki es quien hace la diferencia entre la Deuda Buena y la Deuda Mala, también indica que casi todo lo que presuponemos que es bueno o malo puede ser cualquiera de las dos dependiendo de cómo gestionemos la situación (así aparece el concepto de ahorros buenos y ahorros malos e incluso el de quiebra buena y quiebra mala).

Fracaso bueno-fracaso malo

Sin embargo cosas como el fracaso o el éxito pueden ser buenos como malos, el éxito mal gestionado puede convertirte en un arrogante, hacer que te duermas en tus laureles o hacer que descuides las prácticas que te hicieron exitosos, puede existir el éxito bueno y también el éxito malo.

Pero concentrándonos en el fracaso a mi criterio estas son las diferencia entre el fracaso bueno y el fracaso malo.

  • Fracaso bueno.- Te ayuda a tener una comprensión más profunda de las cosas, te proporciona experiencia, te ha hecho aprender algo útil que puedes utilizar la siguiente vez que intentes realizar lo mismo, potencia tus valores y te deja la actitud de “la próxima vez ya se que hacer correctamente”.
  • Fracaso malo.- Te deja con una percepción errada de cómo funcionan las cosas, te dan deseos de nunca más volver a intentarlo, en lugar de aprender algo útil te quedas confundido, hace que dudes de tus valores y te deja la actitud de “Yo no soy bueno para hacer esto”.

Pueden haber más diferencias entre estas dos formas de gestionar el fracaso pero al menos estas son las que he identificado en base a mi propia experiencia.

Los lectores llegaron al artículo buscando

Deja tu comentario!