La Belleza de la Paciencia

La Paciencia es amarga pero sus frutos son dulces.

Desconocido

Hace tiempo que vi el cortometraje en el que aparece Nick VujicicEl Circo de la Mariposa” o “El Circo de las Mariposas”, entre varias traducciones que hay disponibles en una de ella pude apreciar la siguiente afirmación “Cuando comprenderás la belleza de la paciencia”.

La Belleza de la Paciencia

Me gusto mucho la frase aunque me parece que es una dudosa traducción ya que se estaba refiriendo a la transformación que habían logrado algunos después de grandes dificultades y no a lo que les costó conseguir sus habilidades.

Sin embargo la belleza de la paciencia está en que poco a poco vamos acumulando bienes materiales o inmateriales si mantenemos una disciplina o hábito regular.

Uno de los corredores más rápidos del mundo en su infancia vivió a más de 20 kilómetros de su escuela y vivía en una zona muy pobre donde no existía transporte público y como no siempre era muy puntual eran comunes no solo las grandes caminatas sino el tener que dar una gran corrida para llegar a su escuela, con el tiempo esa práctica lo llevó a ser uno de los hombres más rápidos del mundo.

Un muchacho que todos los días luego del colegio se juega un partido de fútbol o básquet con el tiempo acumulará una serie de habilidades preciadas para aquel deporte aparte de mantener mayor salud, agilidad y mantener una presencia atractiva.

Una persona que ahorra un poco siempre que puede con el tiempo logrará obtener una buena suma de dinero, o como decía Confucio si cada día lanzáramos a algún sitio una camada de tierra, con el tiempo veríamos allí crecer una montaña.

Esa es la belleza de paciencia, solo debes ser constante, dar un paso a la vez en algo, sin prisa pero sin pausa y verás que obtendrás grandes recompensas que sólo son apreciadas a largo plazo.

Si de la misma forma que desayunamos, almorzamos y nos bañamos cada día nos diéramos la tarea de realizar varios hábitos saludables con el tiempo cosecharíamos recompensas muy grandes, esa es para mi La belleza de paciencia.

Los lectores llegaron al artículo buscando

Deja tu comentario!