El estado de flujo

El “Estado de Flujo”, “fluidez” o “flow” es un nuevo concepto que he aprendido recientemente, este término ha sido utilizado por el Doctor Mihaly Csikszentmihalyi catedrático en neurociencias de la universidad de Stanford para nombrar al estado mental optimo en que:

Las personas se hallan tan involucradas en la actividad que nada más parece importarles; la experiencia, por sí misma, es tan placentera que las personas la realizarán incluso aunque tenga un gran coste, por el puro motivo de hacerla.

alcanzar un estado de flujo

Este estado es muy común en las actividades artísticas y los deportes; no siempre se puede acceder a este estado mediante estas actividades pero ciertamente si estas actividades no brindarán la experiencia del flujo no estarían siendo practicadas ahora.

Hay ciertos requisitos que se deben integran para alcanzar el estado de flujo, no es necesario que intervengan todos ya que a veces entramos en un estado de flujo sin que intervengan todos los factores que nombraré:

1.- Objetivos claros medibles.

2.- Un alto grado de concentración y enfoque.

3.- Retroalimentación directa e inmediata (los errores y aciertos son obvios durante el transcurso de la actividad).

4.- Equilibrio entre el nivel de habilidad y desafío.

5.- Una actividad altamente gratificante en su momento que hace que ignoremos el esfuerzo realizado.

Como resultado de la combinación de la mayoría de estos elementos se resultará en:

1.- Una total inmersión en el momento presente.

2.- Un sentimiento de control sobre la situación o actividad que se realiza.

3.- Las personas llegan a estar absorbidas por sus actividades.

Aprendizaje acelerado con el estado de flujo

No voy a entrar en detalles sobre métodos y técnicas pero he investigado el tema del aprendizaje acelerado y mucho del mismo se basa en alcanzar un estado mental ideal para alcanzar el estado de flujo durante el aprendizaje.

De hecho el Dr. Csikszentmihalyi en sus investigaciones determinó que la cantidad de tiempo en que se ingresa en un estado de flujo es el mayo predictor de la rapidez con la que se avanza en el cultivo de cualquier habilidad o conocimiento.

Hoy en día se acepta que no todas las personas aprendemos igual y algunos aprendemos mejor con ciertas técnicas y métodos que simplemente no serían tan eficaces con otros, esto quizá porque algunos método y técnicas permiten a algunas personas obtener el estado de flujo pero no siempre resultan en todas las personas.

¿Es el estado de flujo la fuente de la Felicidad y la Pasión?

En el estado de flujo una persona llega a olvidarse de los problemas y a sentir que no necesita nada más en este mundo salvo seguir haciendo lo que estas haciendo, disfrutas del momento a plenitud y sientes que lo que haces es algo que vale la pena.

¿No sería este un estado ideal de felicidad?

Por otra parte ¿Podríamos decir que el estado de flujo hace que algo nos apasione o deje de apasionarnos? Veamos el punto 4 “Equilibrio entre el nivel de habilidad y desafío”, si clasificamos las actividades humanas podríamos clasificarlas en 6:

1.- Muy fáciles

2.- Fáciles

3.- Moderadamente fáciles

4.- Moderadamente difíciles

5.- Difíciles

6.- Muy Difíciles

Creo que el estado de flujo partiría desde lo muy fácil o fácil hasta quedarse entre los moderadamente difícil, difícil y muy difícil.

Cualquier cosa que te apasione puede dejar de apasionarte cuando se vuelve monótono y llegas a sentirte estancado por otra parte cuando algo se vuelve muy difícil tanto que pierdes la sensación de control sobre la actividad y vives en un continuo estrés o adquiriendo más responsabilidades y actividades que no te gustan puede llegar un punto en que llegues a creer que tal actividad no es para ti, conforme vas adquiriendo habilidades el mantenerte en un estado de flujo requiere un equilibrio entre habilidad y desafío, es decir que lo que haces debe ir conforme a tus habilidades adquiridas e ir incrementando la dificultan conforme vas desarrollando tus habilidades.

Es por eso que lo videojuegos son adictivos, van de lo fácil a lo complejo de forma gradual, si un videojuego se vuelve endiabladamente difícil las personas pueden persistir en el mismo hasta un momento en que digan que ya están invirtiendo demasiado tiempo y esfuerzo en el mismo.

Recuerdo una frase que decía más o menos: “Una persona con 10 años de experiencia con frecuencia solo tiene 1 año de experiencia y 9 años de monotonía”.

Aumentar la complejidad e ir al siguiente nivel es el secreto para evitar el aburrimiento

Si algo se ha vuelto aburrido y monótono puede significar que nos hemos estancado en el nivel de desafío, la actividad es demasiado fácil o repetitiva que ya no nos ofrece el estado de flujo o fluidez.

Adquirir nuevos desafíos, probar y aprender algo nuevo nos saca del aburrimiento para ingresar de nuevo al estado de flujo, aquí no solo podemos hablar de “complejidad”, sino también de “variedad”, como dicen “En la variedad está el gusto”.

Ahora no voy a negarlo, si tu trabajo es simplemente la manufactura sencilla de algún objeto, será muy difícil introducir algo nuevo u obtener alguna nueva responsabilidad para crecer, pero en todo caso podrías aprender a ser una “persona autotélica” escribiré sobre esto más adelante.

Como acceder al estado de flujo

Considerando que el ser humano no puede ser feliz sin hacer nada y que muchas veces los preciados tiempos de ocio terminan siendo tiempo muerto, el Dr. Mihaly Csikszentmihalyi indica que el trabajo es la actividad propicia por excelencia para experimentar estados de flujo y también ha identificado dos formas de entrar al estado de flujo en el trabajo:

1.- Convertirse en un trabajador autotélico

Las personas autotélicas son personas que han desarrollado la capacidad de encontrar placer no solo en el trabajo sino en todas las actividades que realizan, ellos tienden prácticamente a:

1.- No diferenciar el trabajo del tiempo libre (se puede argumentar que trabajan como también se puede argumentar que no trabajan en absoluto).

2.- Encontrar placer en todo lo que hacen.

3.- Poseer la capacidad de crear experiencias de flujo incluso en ambientes o circunstancias inhumanas.

Según los estudios los trabajadores japoneses se encuentran entre algunos de los trabajadores que más sienten la experiencia autotélica, por otra parte el encontrar satisfacción simplemente en el hecho de estar vivo sin importan las actividades que se realizan ni las circunstancias que se viven me recuerda bastante a los budistas que prácticamente tratan de vivir cada instante como un momento de plenitud.

Los trabajadores autotélicos no están libres del trabajo sino que son libres en su trabajo, una de las cosas que más me gusta acerca de la fluidez o estado de flujo es que es algo de lo que cualquier puede disfrutar, no es un estado reservado para personas ricas o clases acomodadas, muchas personas han logrado ingresar a este estado, incluso las víctimas de los campos de concentración aseguraban que después de intenso esfuerzo para continuar viviendo tenían momentos en que disfrutaban a plenitud cosas tan sencillas como la vista de un atardecer o el compartir un poco de comida con un amigo.

2.- Realizar una actividad o trabajo autotélico

Existen trabajos que por su naturaleza son propicios para la experiencia de flujo por lo que podríamos llamarlos trabajos autotélicos, en el libro “Fluir” el Dr. Csikszentmihalyi identifica:

1.- La caza

2.- El tejido

3.- La cirugía

Estas tres actividades ofrecen desafíos y variedad, en la caza y el tejido podemos utilizar la creatividad, en la cirugía se pueden probar nuevas técnicas, estos son oficios que si bien pueden dar la experiencia del flujo, no todos pueden acceder al mismo ya que esta experiencia también depende no solo de las condiciones o la naturaleza del trabajo sino también de la valoración subjetiva de quien lo realiza.

Obviamente estos trabajos pueden perder su capacidad de brindarnos fluidez, por ejemplo un cirujano puede empezar a sentir tedio si tiene que realizar un mismo tipo de cirugía varias veces al día, un tejedor puede sentir fluidez cuando tiene que crear nuevos diseños pero perderá esta sensación si tiene que hacer el mismo diseño una y otra vez de forma demasiado mecánica.

Llenar nuestra vida de actividades que nos ofrezcan Fluir y aprender a fluir en todo lo que hacemos

Ahora si quieres sentirte más realizado y mejorar tu vida puedes simplemente agregar algunas actividades que te permitan fluir, algunas actividades como estas son:

  1. Cantar.
  2. Practicar algún deporte que nos guste.
  3. Leer algún tema que nos apasione (el aprendizaje también ofrece la experiencia de fluidez).
  4. Pintar o tocar algún instrumento musical.

Por otra parte para aprender a fluir en todo lo que hacemos podemos hacernos las siguientes preguntas:

  • ¿Como puedo hacer esto divertido?
  • ¿Tengo metas claras que desafíen mis habilidades en este trabajo?
  • ¿Tengo retroalimentación inmediata para saber cuando estoy en lo correcto y cuando no? ¿Como puedo saber si estoy haciendo esto correctamente? ¿Existen directrices que me indiquen que voy en el camino correcto?
  • ¿Me siento en control de lo que está sucediendo? ¿Como puedo sentirme en control de la situación?
  • ¿Pongo toda mi atención en esta tarea al punto de perderme en ella?

Hay mucha tela que cortar con respecto al estado de flujo, espero que este artículo introductorio les sea de utilidad ya que existen libros enteros sobre este tema.

Los lectores llegaron al artículo buscando

Deja tu comentario!