Los Seis Pasos para el Éxito de Napoleón Hill

“Hay una ciencia para alcanzar fortuna y es una ciencia exacta, como el ágebra o la aritmética. Hay ciertas leyes que rigen el proceso de hacer fortuna y una vez que se aprenden y obedecen esas leyes, cualquiera podrá hacer fortuna con certeza matemática”.

Wallace D. Wattles

“Cualquiera puede desear riquezas, y la mayoría de la gente las desea, pero sólo unos pocos saben que los únicos medios fiables de acumular riqueza son mediante un plan definido, además de un ardiente deseo de alcanzar la riqueza”.

Napoleón Hill

Anthony Robbins tiene su versión de los pasos para el éxito denominada “La Gran Fórmula del Éxito“. Napoleón Hill igualmente tiene una versión similar, en el capítulo 2 de su libro “Piense y Hágase Rico” aparece una lista de seis pasos bajo el subtítulo de “Seis maneras de convertir el deseo en Oro”.

Estos pasos Napoleón Hill los sintetizó aplicándolos a la consecución de riqueza más que para la obtención del éxito (recuerden que el libro se llama “Piense y Hágase Rico” no “Piense y Obtenga el Éxito”).

Bueno espero que estos pasos les ayuden ya que son pasos muy bien definidos para alcanzar el éxito.

Primero: Determine la cantidad exacta de dinero que desea. No basta con decir: “Quiero mucho dinero”. Sea definitivo en cuanto a la cantidad.

Segundo: Determine con exactitud lo que se propone dar a cambio del dinero que desea. (No se recibe algo por nada).

Tercero: Establezca un plazo determinado en el que se propone poseer el dinero que desea.

Cuarto: Cree un plan preciso para llevar a cabo su deseo, y empiece de inmediato, sin que importe si se halla preparado o no, a poner el plan de acción.

Quinto: Escriba un enunciado claro y conciso de la cantidad de dinero que se propone conseguir, apunte el tiempo límite para esta adquisición, aclare lo que se propone dar a cambio del dinero, y describa con exactitud el plan mediante el que se propone formularlo.

Sexto: Lea su memorándum en voz alta, dos veces al día, una vez antes de acostarse, y otra al levantarse. Mientras lee, vea, sienta y piénsese ya en posesión del dinero.

Los lectores llegaron al artículo buscando

Deja tu comentario!