El Poder de la Intención

Tres sujetos entran en una tienda, uno de ellos va con la intención de conseguir el mejor producto, otro con la intención de conseguir un buen producto y el tercero con la intención de robar.

¿Tendrán el mismo comportamiento?

Obviamente la respuesta es NO.

Hace tiempo leí libros sobre “El Secreto”  y otras cuestiones que no me gustaron mucho por tener conceptos demasiado abstractos y hasta metafísicos con una perspectiva mágico-mística de la vida, entre ellos estaba el tema de “El poder de la intención“.

Por ejemplo Wayne Dyer tiene un libro sobre el poder de la intención que no deja muy claro su poder ni su uso, a ratos da recomendaciones y ejercicios que considero no tienen nada que ver con el poder de la intención.

El poder de la intención contraría un poco la enseñanza de “hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes es estúpido”, lo cierto es que puedes hacer una sola cosa con intenciones diferentes y tendrás resultados diferentes, obviamente porque un cambio de intención hará algunos ajustes a tus acciones, comportamientos y decisiones que a veces no se notan.

¿Como funciona el poder de la intención?

La fórmula o proceso del poder de la intención es la siguiente:

Intención > Enfoque > Estado Emocional > Comportamiento, acciones y decisiones

1.- Intención.- La intención o propósito que tengas determinará en que enfocarás tu atención.

2.- El enfoque.- Las cosas en las que te enfocas determinarán tu percepción de la realidad.

3.- Estado Emocional.- Según tu percepción de la realidad formarás un estado emocional.

4.- Comportamiento, acciones y decisiones.- Según tu estado emocional y todo lo anteriormente mencionado tomarás determinada decisiones que podrían varias si todo lo anterior varía.

Ejemplos:

Bueno desglosemos un poco el resultado de las tres personas que entraron a la tienda.

Sujeto 1

Intención: Conseguir el mejor producto

Enfoque: Este sujeto se enfocará en los productos con mayor costo, hará más énfasis en los beneficios del producto que en sus fallas, como hay pocos productos buenos (dependiendo del tipo de productos que uno compre claro) puede que tenga menos opciones y sea más decidido en cuanto a que comprar, la mayoría de las tiendas adquieren pocos productos con costos elevados porque se venden poco.

Estado emocional: Puede ser una determinación de comprar cierto producto, insatisfacción por no encontrar un producto que llene sus expectativas, puede quedar fascinado por el producto.

Comportamiento, acciones y decisiones.- Comprar el producto rápidamente, irse a otra tienda mejor para buscar el mejor producto.

Sujeto 2

Intención: Comprar un buen producto

Enfoque: Se enfocará en los productos con precio regular, tendrá tendencia a enfocarse más en las fallas que en los beneficios de los productos, hará más preguntas sobre el producto (o se hará más preguntas a sí mismo sobre el producto).

Estado emocional: Quizá indecisión, hay más productos de precio regular que de precio alto por lo que tiene muchas opciones, quizá analice más, quizá analice menos, no se dejará impresionar por los productos (al menos no fácilmente).

Comportamiento, acciones y decisiones: Se comprará un producto de precio regular, quizá medite mucho y vea un montón de productos, quizá se vaya y no compre nada.

Sujeto 3

Intención: Robar un producto de la tienda

Enfoque: Las mercancía más valiosas, los lugares menos accesibles para no ser visto, la mercancía más fácil de robar.

Estado emocional: Puede ser inseguridad, nerviosismo, también puede ser despreocupación total si ya ha robado antes.

Comportamiento, acciones y decisiones: Puede demostrar cierta torpeza, expresiones no muy comunes en personas que comprar, evitar el contacto visual con los empleados, puede expresar inseguridad o dar la impresión de que está tramando algo.

Hay algo algunas cosas que estamos dejando pasar, obviamente estos ejemplos son meramente ilustrativos y son:

1.- Las personas pueden cambiar de intención.- El sujeto que iba por un buen producto puede decidir comprar el mejor producto, por lo que su enfoque cambiará y sus acciones y decisiones también, así como el sujeto puede cambiar de intención y decidir no robar en la tienda.

2.- El comportamiento, las acciones y las decisiones cambian según la persona.- Usted puede ir a tres tiendas con las tres intenciones diferentes y tendrá tres comportamientos y decisiones diferentes, pero yo puedo hacer lo mismo y tener comportamientos, acciones y decisiones radicalmente distintos a lo suyos.

Un ejemplo puede ser el de dos personas que inicien un negocio, ambos con la intención de ganar mucho dinero, un puede tomar la decisiones de invertir mucho en su negocio, mientras el otro puede decidir invertir sólo lo necesario para luego ver que se vende más y que no para recién invertir más.

Intenciones amplias e intenciones específicas

Un sujeto sale con dos chicas, con chica 1 sale con la intención de conquistarla, pero el problema con el es que para el esta intención hace que se concentre en si lo que hace esta bien o está mal, en tratar de impresionarla también lo hace sobreanalizar sus comportamientos (¿Le gustare? ¿Se pinto los labios frente a mí será por que le gusto?) como resultado estará en un estado emocional no muy agradable, y puede tener comportamientos como el sujeto que iba a robar en la tienda (inseguridad, nerviosismo y dar la impresión que planea algo).

Luego decide salir con la chica 2 pero sale con la intención de pasar un buen momento con ella, esta intención hace que se concentre o enfoque en compartir cosas con ella, hacer cosas divertidas sin tratar de impresionarla y tratará de divertirse también él, no sobreanalizará los comportamientos de la chica y puede sentirse relajado, libre y cómodo con ella.

Si hubiera usado la intención que uso con la chica 2 en la primera cita sus resultados habrían sido mejores.

Las intenciones pueden limitarte, la intención de conquistar a una chica es menos amplia que pasar un buen momento con una chica, al igual que al trazarte metas debes tener metas muy ambiciosas para poder acercarte más a ella, en las intenciones debes tener intenciones muy amplias, grandes, dignas y valiosas para asegurar los resultados.

Ejemplos intenciones:

1.- “Voy a intentar dejar de fumar”

2.- “Voy a dejar de fumar”

3.- “Voy a vivir una vida sana y llena de energía”

La intención 2 es mucho más fuerte y determinada que la intención 1, pero la intención 3 es mucho más fuerte y amplia que la intenciones 1 y 2.

Bueno en el libro de Wayne Dyer hay una historia muy agradable que me gustó mucho, era un niño que no era muy popular entre sus amigos, pero era un chico de buenas intenciones, así que para el día de la amistad empieza a hacer tarjetas para todos sus amigos, se esmera mucho para hacerlas y trata de que no se lo olvide ninguno solo de sus compañeros, no quería olvidarse de ninguno de ellos; su madre se siente orgullosa de él pero tiene un miedo terrible se imaginó que su hijo no reciba ninguna tarjeta de sus amigos después de lo mucho que el se esmeró, al final el niño no recibió ninguna sola tarjeta, su madre se siente mal al verlo venir sin tarjetas, pero el niño con una gran sonrisa le dice ¡Adivina! ¡No me olvide de ninguna tarjeta!

La intención de darle algo a todos sus compañeros no le permitió enfocarse en que el no recibió nada y lo hizo feliz.

Recapitulación:

1.- Puedes hacer una misma cosa con dos intenciones diferentes y tendrás resultados diferentes.

2.- Las acciones y comportamientos varían de persona en persona aunque sus intenciones y el enfoque puedan ser los mismos.

3.- Puedes tener dos o más intenciones y concentrarte más en una que en otras.

4.- Debes buscar la intención que mejor se adapte a ti, la intención de algunos puede no funcionar en otras personas que deseen los mismos resultados.

Pregúntate: ¿Cual es la mejor intención que puedo tener para con eso para tener lo que en realidad deseo?.

Los lectores llegaron al artículo buscando

Deja tu comentario!