25.000 dólares por un consejo de productividad

Si haz leído algunas de “Las leyes de Murphy” quizá hayas leído la ley de Frothingham la cual dice: La urgencia es algo inversamente proporcional a su importancia.

Lo cierto es que siempre tendemos a darle mayor urgencia a lo que es menos importante en la vida, pareciera estar en nuestra naturaleza y debemos buscar la forma de transgredir la ley de Frothingham.

Lo cierto es que si existe una forma y es bastante sencilla.

Cuentan que el famoso empresario Charles Schwab tenía un problema que era el que debido a las múltiples actividades que tenía que atender era incapaz de hacer todo lo que deseaba, entonces le pidió a Yvy Lee (el famoso consultor) un consejo para solucionar aquel problema.

Yvy Lee le dijo que plasmara en un papel la cantidad de tareas y les pusiera prioridad según su importancia y que una vez terminada se dedicara exhaustivamente a terminar primera tarea y únicamente al terminarla pasara a la segunda y así sucesivamente, al usar esta técnica Charles Schawb logró más de lo que lograba en el pasado ya que si bien no terminaba todas las tareas tenía una gran satisfacción al terminar las más importantes.

Después implantó está práctica al resto de su equipo nuevamente con increíbles resultados al final Schawb pagó a Yvy Lee 25.000$ por su consejo, lo cual para el siglo XX era una gran cantidad de dinero.

Si no puedes plasmar algo en papel de forma coherente es que no lo tienes claro.

Deja tu comentario!