Las Metas a largo plazo deben dirigir las metas a corto y mediano plazo

La perspectiva a largo plazo mejora las decisiones a corto plazo.

Brian Tracy

Este es un excelente concepto o enseñanza que aprendí del proceso de Coaching en general que consiste en pensar primero en las más grandes metas que deseamos obtener en la vida para luego irnos planteando metas a corto y mediano plazo y asegurarnos de que las metas que nos establezcamos a corto y mediano plazo no perjudiquen la consecución de metas a largo plazo.

metas a largo plazo

Comprarnos una casa propia es más importante que independizarnos alquilando un departamento amoblándolo y comprarnos un coche, sin embargo podemos gastar más dinero y tiempo en la consecución de estas metas a mediano plazo llegando a retrasar o incluso a disminuir nuestras posibilidades de adquirir una vivienda propia.

Como verán en el ejemplo anterior el concentrarnos demasiado en metas intermedias como independizarnos, tener muebles propios y comprarnos un coche puede perjudicar la consecución de una meta más valiosa que es tener una casa propia.

Otra razón por la cual debemos considerar el trazarnos las metas a largo plazo para luego plantearnos las metas a corto y mediano plazo es que el tiempo apremia con las metas grandes así que mientras antes mejor, llegando a cierta edad o situación se hace difícil conseguir determinadas metas, hay otras metas que requieren tiempo para conseguirse como el comprar una vivienda propia, necesitas años de ahorro previo para conseguirla.

También otra razón es que estarás más atento a las cosas de hoy que pueden beneficiarte en el futuro, si un estudiante simplemente se propone la meta de “salir profesional” puede que no aproveche mucho la educación universitaria que uno que se proponga “ser uno de los mejores abogados laboralistas”.

El primero simplemente puede salir profesional “como sea” mientras el otro estará más atento a todas aquellas enseñanzas que puedan ayudarlo en su objetivo de ser un abogado laboralista.

Una mala decisión a corto plazo puede ser una buena decisión a largo plazo

Supongamos que inicias un primer negocio y fracasas, fue una mala decisión comenzar un negocio, puede ser, lo importante es que después de haber fracasado en un negocio obtienes experiencia valiosa y conocimientos que antes no tenías y esto te hace más hábil para detectar negocios rentables.

Un fracaso a corto plazo puede ser una catapulta para el éxito a largo plazo.

Una vez tienes metas a largo plazo todas tus decisiones y acciones deben ser juzgadas según tus metas a largo plazo y no según los resultados a corto plazo.

¿A cuanto tiempo es a largo plazo?

Anthony Robbins y otros autores sugieren que las metas a largo plazo deben ser planteadas a 10, 20 o 30 años; ya que muchas veces subreestimamos lo que podemos hacer en un año pero subestimamos lo que podemos hacer en una década o dos.

Pero también el tiempo depende de las metas por ejemplo la meta de “obtener libertad financiera” dependerá mucho de las posibilidades y oportunidades que tengas hoy y las que puedas tener en el futuro para alguno puede ser una meta a 5, años para otros 10 años o incluso más.

Lo importante es que una vez teniendo claras nuestras metas a largo plazo, evitaremos invertir demasiado tiempo, esfuerzo y dinero en metas a corto y mediano plazo, también seremos más conscientes para saber que sacrificar, por ejemplo puedes evitar comprarte un coche para poder tener una vivienda que es algo más importante.

Los lectores llegaron al artículo buscando

Deja tu comentario!