La Generosidad es una Droga Maravillosa

Dad y se os dará medida buena, apretada, abundante… porque con la misma medida que midieréis os serán medidos.

Lucas 6.38

Más bienaventurado es dar que recibir.

Hechos 20.35

Personalmente no soy de los que creen o sienten que al ayudar a otro están perdiendo algo (ya sea tiempo, dinero o cualquier otro recurso que tengas que supuestamente perder por prestar tu ayuda a otras personas), pero sin embargo he actuado de esa forma algunas veces y he visto como muchas personas que no considero mezquinas sino más bien generosas se han negado a ayudar a otras personas por diversas causas.

La generosidad es una droga maravillosa

Sin embargo es cierto que la mayoría de las personas viven así, como si para ayudar a alguien tuvieran que necesariamente perder algo, sin embargo dar no es una pérdida.

Dar sin esperar

Numerosos escritos religiosos y filosóficos recalcan la importancia de dar, sin embargo muchos lo explican de una forma mística o esotérica de forma que quien lee los conceptos no los entiende o llega a pensar que son tonterías sin fundamento.

Sin embargo estudios recientes demuestran que no es así, de hecho los estudios han demostrado que dar sin de forma desinteresada a alguien que necesita ayuda es algo bastante benéfico.

Según estudios realizados en la Western University las personas que logran desarrollar una generosidad desinteresada llegan a estimular el centro de recompensa del cerebro el cual recompensa el ayudar a otros lanzando dopamina, endorfinas y serotonina, estas tres hormonas son elementos químicos de alto alcance que logran crear estados de felicidad, alegría y satisfacción en la vida.

Las personas que ayudaban a otros llegan a disfrutar de niveles de las hormonas antes mencionadas casi en la misma proporción que las personas que practican disciplinas físicas como el yoga u otras más exigentes así como las personas que practican meditación de forma regular.Otro estudio realizado por el Dr. Sthephen Post indicó que cuando estamos ayudando dependiendo de la experiencia que tengamos el cuerpo puede producir niveles elevados de oxitoxina o oxitocina, que es llamada la “hormona del amor” o “hormona de la conexión” la cual hace que nos sintamos unidos a otra persona.

¿Alguna vez no sentiste tremenda satisfacción al dar un regalo o ayuda a alguien que lo necesitaba?.

Cambio de patrones de pensamiento

Si alguna vez haz escuchado el concepto de “crear una mentalidad de abundancia” entonces debes saber que ayudar a otros cambiar nuestros patrones de pensamiento, cuando estamos demasiado enfocados en una meta a largo plazo que requiere recursos podemos sentir que “no tenemos lo suficiente”, si quieres comprarte una casa y recien estás empezando para ahorrar para ello y quizá tardes muchos años para conseguir lo suficiente sentirás seguramente que “no tienes lo suficiente todavía” sin embargo si empiezas a ayudar a gente que se encuentra en una peor posición o incluso son personas sin hogar puede que te sientas agradecido con Dios por no estar en esa situación y tener la posibilidad de ahorrar para poder comprarte una casa propia en el futuro.

Generosidad Personalizada

Un punto importante sobre el ser generoso es que la satisfacción de ayudar a otros es grande cuando se tiene contacto con la persona o las personas que estás ayudando, el dar un cheque o hacer un donativo sin siquiera llegar a conocer las personas que ayudarás no producirá el mismo efecto que el haber llegado a conocer a las personas que ayudas.

Una frase que me ha hecho entender bien este concepto es la siguiente: La vida es como una escalera, si miras hacia arriba siempre habrá personas que esten en mejor posición que tú, pero si miras hacia abajo verás que hay muchas personas que les gustaría estar en tu lugar.

No podemos ayudar de forma sincera y desinteresada a otros sin habernos ayudado de alguna manera a nosotros mismos.

Vía: Sanders Says

Los lectores llegaron al artículo buscando

Deja tu comentario!