8 Peligros de trabajar desde casa

He estado trabajando desde mi casa ya por dos años gracias a los blogs e internet y aunque trabajar desde casa para muchos puede algo ideal una gran forma de ser dueño de su tiempo y obtener equilibrio y ventajas en su vida también tiene ciertos peligros o desventajas.

8 peligros de trabajar desde casa

8 peligros de trabajar desde casa

1.- Falta de disciplina.- Al no tener un horario que cumplir es más fácil caer en la indisciplina, no trabajar hoy para reponerlo después y también como no tenemos que levantarnos más temprano es fácil despertarnos un día más temprano y otro más tarde y abusar, ciertamente podemos estar semanas trabajando a media máquina y ver los pobres resultados de esto.

2.- Falta de motivación.- Específicamente con los blogs llega un momento en que te sientes estancado, no sabes de que escribir ni que hacer y cuando cae esto es muy fácil caer en distracciones o en priorizar otras cosas en lugar del trabajo, el secreto para superar esto creo que es establecerse metas a corto plazo y también leer otros blogs sin estar buscando que escribir luego tendrás algo de que escribir.

3.- Muchas distracciones y comodidad.- Como no tienes que responder ante nadie más que a ti mismo es muy fácil hacer varias cosas en lugar de trabajar como revisar el correo electrónico, buscar en google cosas que no están relacionadas con tu trabajo, entrar en el facebook, etc.

Incluso puedes hacer que estas distracciones te absorban el tiempo que no tenías destinado para trabajar como el hacer ejercicio o estudiar.

4.- Trabajar desde casa no es trabajo para algunos.- Como trabajas desde casa muchos piensan que no haces nada, que tienes todo el tiempo disponible y que puedes gastarlo en cualquier cosa sin importancia, si hay algo que hacer que alguien no puede hacer porque trabaja en una oficina entonces tendrá que hacerlo quien trabaja desde casa, es muy común que muchas personas que “trabajan” te pidan favores.

5.- Dejas de valorar tu tiempo.- Este es quizá el mayor peligro con el que he lidiado, al poder disponer de tu tiempo puedes fácilmente flexibilizarte demasiado y entregar tu tiempo a muchas cosas irrelevantes que no te llevan a nada ni te ofrecer algún beneficio perdurable.

6.- Falta de equilibrio.- Quizá este sea simplemente una variante de algunos factores ya mencionados, te distraes mucho, abusas de tu flexibilidad horaria, terminas gastando todo el día en un trabajo que pudiste terminar en un par de horas, trabajas o te distraes hasta tarde un día y otro ya no quieres trabajar, etc.

7.- Se fusionan la vida hogareña y el trabajo.- Este es un fenómeno un poco raro pero como siempre estás en el trabajo y siempre estás en tu casa es difícil separar tu tiempo libre del trabajo y viceversa; es fácil estar haciendo actividades no laborales en tu tiempo de trabajo y actividades laborales en tu tiempo libre; esto obviamente genera desequilibrio.

8.- Priorizar la comodidad a la productividad.- A veces me he puesto a trabajar en un sillón, en una estera, en mi propia cama e incluso con la misma ropa de dormir y te puedo asegurar que he llegado a sentir que mientras más cómodo me pongo más inútil e improductivo me vuelvo pero es fácil volver a caer en ello al menos en ciertas etapas de tu trabajo aunque sabes que te hace más improductivo.

Trabajar desde casas es algo extraordinario, pero si no evitas estos peligros puede que no lo disfrutes, te sientas estancado y además de ello puede que a veces desees tener un “trabajo normal” debido a que todos tus amigos lo tienen, disfrutas de algo que quizá la mayoría de tus amigos no pueden disfrutar y esto te causa sentirte raro.

Los lectores llegaron al artículo buscando

Deja tu comentario!